miércoles, 9 de noviembre de 2011

We're New Here. La prueba de fuego

Últimamente parece que en el panorama musical está todo inventado y cada grupo nuevo que aparece es calificado como los nuevos "Inserte grupo" por lo que abunda una sensación de repetición perenne y de que poco o nada realmente novedoso sale de cuando en cuando. Muchas bandas tanto ya consagradas como "novatas" echan la vista atrás 30 o 40 años y se influencian de la música de los 70 y los 80 para intentar aportar un toque minimamente distintivo del grueso de bandas y artista actuales. No obstante, en este ambiente de aparente sobreexplotación de las mismas formulas* hace un par de años, en 2009, apareció casi de la nada una banda londinense que alejada de la tendencia actual a la sobreproducción y al uso excesivo de la electrónica más comercial, sorprendía a propios y extraños con un disco sobresaliente donde los susurros y el silencio junto a una producción minimalista eran los dueños absolutos. Dicha banda era The xx y ese trabajo en cuestión es su único disco hasta el momento: xx.

En dicho album tras las voces estaban  Romy Madley Croft y Oliver Sim  firmando un trabajo sensacional. Sin embargo donde The xx destaca es sin duda en la producción, beats y sus sonidos característicos que llevan la firma de Jamie XX. Que a partir del salto a la fama conseguido junto a The xx se ha convertido en uno de los productores y DJ's más aclamados y solicitados en la actualidad en la que ha realizado numerosos remixes y además producido temas de terceros como el último single de Drake (el novio de Rihanna). Actualmente se encuentra junto a sus compañeros en el estudio grabando lo que será el segundo larga duración de The xx. No obstante, tanto trabajo no ha evitado que haya sacado un disco por su cuenta, y es que este año ha editado We're New Here, el álbum que hoy nos ocupa.

Gil Scott-Heron & Jamie XX - We're New Here


Este álbum en concreto no es creación total de Jamie, ya que se trata de una serie de remixes de I'm New Here, último LP firmado por el poeta y artista neoyorquino, Gil Scott-Heron el cual tristemente falleció este mismo año. A pesar de tratarse de remixes de dicho album en cada uno de las 13 pistas (9 temas y 4 interludios) encontraremos pocos o nulos parecidos con los temas originales. Lo que sí encontramos y en abundancia es la esencia de Jamie, su visión de entender la música y muchos sonidos que nos harán recordar el soberbio trabajo realizado en xx.


Como suele pasar en esta vida, las primeras escuchas es posible que dejen bastante descolocado ya que en un principio suenan por un lado los versos de Scott-Heron y por otro los beats y demás parafernalia proveniente de la mente y ordenador de Jamie sin ninguna conexión aparente, pero a poco que las escuchas se acumulen se encontrará el orden prevaleciente en el caos y surgirá la magia, encontrando atmósferas increíbles, similares a las encontradas en xx, donde antes solo había desorden.

Y es que tras escucharlo parece sencillo lo que consigue este joven talento que con tan poco: unos simples beats por aquí, unos arreglos de piano por allá y el uso de sonidos de sonidos "xx" de fondo consigue crear a partir de temas como el gran tema I'll Take Care of You original, que desprende un aire melancólico, una maravilla de la électronica actual, la cual sorprende con su optimismo y te harán más que sea mover los pies al ritmo de sus beats. A su vez consigue que el tema Running sufra una total transformación añadiendo una superlativa base Hip-Hop sin abandonar nunca ese sello y estilo que caracteriza el estilo de Jamie con un uso de los beats cuidado hasta lo enfermizo. Y así podría describir cada uno de los 13 temas que componen este sobresaliente álbum pero dejo que el resto los descubran por si solos y sean sorprendidos por el gran trabajo de ingeniería músical que esconde cada uno de ellos.


Resumiendo, estamos ante un trabajo soberbio firmado por la brillante figura de Jamie XX el cual demuestra que el trabajo realizado junto a The xx en su debút no fue fruto de la casualidad y resulta obvio decir que en este momento se encuentra en un estado de dulce y que esperemos que la inspiración le dure lo máximo posible y siga firmando trabajos tan soberbios como este, empezando por el futuro LP de la banda londinense y que continue con los continuos remixes con los que nos deleita, al igual que con otros trabajos en solitarios como este álbum. Obviamente, no me queda otra que recomendarlo a todo el mundo sea fan o no de la electrónica y aunque de primeras choque un poco, el darle sucesivas escuchas recompensa con un gran trabajo digno de los grandes, y  no cabe duda de que Jamie apunta muy alto.



* No se me malentienda, yo disfruto como el que más de la música actual, sin importarme demasiado si es un estilo más sobado que esa amiga facilona que TODOS tenemos o si es la mierda más innovadora que ha parido guitarra/sintetizador/teclado en la última decada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada